¿Cómo se eligen las tendencias?
0 artículos en el carro de compra

¿Cuánto influye la moda y su publicidad en ti?

El mundo de la moda, desde el Renacimiento, ha sido uno de los factores más influyentes en el comportamiento la sociedad, caracterizándose por ser reflejo de cambios sociales, políticos y culturales generados alrededor del mundo. Su impacto sobre la conducta de la población radica principalmente en la búsqueda constante de “estatus” a través de las marcas por parte de los consumidores, situación que invita e incita finalmente a adquirir productos nuevos frecuentemente para estar dentro de los márgenes de tendencia. 

Cabe destacar, que por naturaleza somos seres sociales y lo que se genere a nuestro alrededor terminará por influenciarnos de una u otra manera en tanto que nosotros mismos lo permitamos.

Ante un mundo globalizado donde las redes sociales cumplen un rol primordial, la moda se hace  presente a través de la publicidad y nos exhibe la ropa de forma muy atractiva, creando necesidades inexistentes en torno a la renovación de los productos e incentivando el consumismo, que a su vez, obliga a las distintas marcas a estar constantemente actualizadas para poder mantenerse posicionadas en el mercado y como efecto cadena generar diariamente una producción desmesurada de prendas nuevas bajo condiciones que no siempre conocemos.

Ahora bien, enfocándonos en el origen de dichas tendencias, alguna vez se han preguntado ¿de dónde vienen las modas? Brevemente te contaré que las marcas más reconocidas y con mayor poder adquisitivo disponen de “observadores”, personas que son enviadas a recorrer las grandes capitales del mundo para capturar aquellos looks que rompen las reglas de lo establecido generando nuevas tendencias. En pocas palabras lo que nosotros conocemos como una moda actual, fue primero el comportamiento de alguien que decidió salir de los márgenes comunes y vestirse bajo estándares propios…. interesante ¿no creen?

Vivienne Westwood

El vestuario proyecta la imagen que queremos reflejar al mundo de nosotros mismos, pero eso no es lo único, también denota características de nuestra personalidad, intereses y afinidades. Sin duda alguna lo más importante es sentirnos dueños del estilo que llevamos. 

Guiados o no por una moda en especial es esencial poder crear nuestros propios márgenes a partir de lo que nos genera sensaciones positivas, nos hace sentir cómodos, seguros y, a fin de cuentas, nosotros mismos.

Muchas veces caemos en comprar más prendas de las que realmente necesitamos solo por el hecho de que deseamos tenerlas, pero ¿Cuánta ropa que compramos realmente utilizamos? A través de este post quiero invitarte a reflexionar acerca de la compra excesiva de vestuario, a que puedas hacer que tu closet tenga sentido, a generar una actitud consciente frente a una industria textil que se posiciona como la segunda más contaminante del planeta, y a identificar el provecho que puedes sacarles a las prendas que ya tienes. Prueba en ellas modificaciones que se te puedan ocurrir, integra detalles o elementos que hablen sobre ti o simplemente prueba mezclándolas con un outfit diferente, te aseguro que te encontraras con muchas sorpresas y joyas dentro de tu armario que no esperabas volver a usar. Tendrás la posibilidad de generar prendas únicas que puedan conectar tus pasiones, ideas, deseos y talentos construyendo tu propio estilo.

No olvides que las modas son pasajeras, pero el estilo es tu forma estética de expresarte hacia el mundo y si lo haces sabiendo quien eres, muy poco importará cómo te vea el resto o lo que puedan decir acerca de tu look. Recuerda que nada te hace ver mejor que ponerte lo que te hace sentir auténtic@, cómod@, segur@ de ti… ¡rompe las reglas1 que para eso están y muéstrate al mundo bajo tu propio concepto de moda.

Melissa Chrzanowski
Estudiante de Comercio Internacional
Escritora autodidacta